El marido de la ya ex-CEO de VMware, Diana Green, ha seguido su camino y ha anunciando su renuncia pocos días antes de que VMware acoja su evento anual de su tecnología de virtualización, VMworld.

 

Diana Greene y el señor Rosenblum  co-fundadores de VMware han liderado la compañía durante una década, antes de que la junta directiva de VMware obligara a Diana Greene a presentar su dimisión el pasado julio.

 

 

Rosenblum, director científico de la empresa  y  profesor de ciencias de  computación por la Universidad de Stanford, inicialmente se quedó en VMware después de que su esposa fuera empujada a renunciar de su cargo.

 

 

Sin embarque y según un articule en The New York Times, este lunes por la noche anunció su dimisión en VMware mediante un mensaje interno.